Rosh Hashaná 2018 | Kabbalah Centre España

Rosh Hashaná 2018

Nueva York, del 9 al 11 de septiembre de 2018

Tus conexiones de Rosh Hashaná han sido esponsorizadas

por un generoso donador


Los dos días de Rosh Hashaná son los más importantes y trascendentales del año a nivel personal y global. El Zóhar enseña que estos dos días y las conexiones que hacemos definen los próximos 363 días. Durante esta conexión se crea la cantidad de vida, Luz, bendiciones, salud, felicidad y plenitud que tendremos en nuestra vida. No podemos dejar de recalcar la importancia de hacer la conexión en estos días, pues en ellos creamos y determinamos todos los aspectos de nuestro año.

Estamos felices de compartir que una generosa donación ha permitido que las conexiones y los servicios en Nueva York sean gratuitos para nuestra comunidad global.

Hacer estas conexiones de manera adecuada con todas las herramientas kabbalísticas y meditaciones es muy importante en cada Rosh Hashaná, pero en este lo es aún más. Por esa razón, gracias a la Luz del Creador, este año uno de nuestros generosos amigos y donadores, impulsado por la bondad de su corazón, ha decidido que las conexiones en Nueva York este año fuesen gratis para todos*. Esto permitirá participar a nuestros estudiantes y amigos en todas las oraciones y conexiones de Rosh Hashaná.

¡Las inscripciones están abiertas!

 

 

Acompáñanos junto a otros estudiantes de Kabbalah de todo el mundo. Si deseas ver el programa completo de los eventos de Rosh Hashaná, visita: www.regonline.com/RH2018

El espacio es limitado, ¡inscríbete pronto!

*La inscripción gratuita sólo cubre las conexiones y servicios. No incluye hospedaje, comidas ni el Campamento Infantil.

 


 

Más conciencia para Rosh Hashaná

Mensaje de Karen Berg

Amigos, bienvenidos al cumpleaños de la humanidad conocido como Rosh Hashaná. Rosh Hashaná ciertamente es el cumpleaños del ser humano. Por lo tanto, cada alma en la tierra, sin importar su religión, fe o creencia, puede conectarse y celebrar este día porque es un día que le pertenece a toda la humanidad.

En Rosh Hashaná el Creador nos da una oportunidad para comenzar de nuevo y renovar nuestro camino espiritual. Es una oportunidad para cambiar el curso de nuestra vida. ¿Acaso hay alguien entre nosotros que no haya deseado empezar de nuevo en algún momento? ¿Hay alguien que no haya cometido un error y después deseó poder corregirlo? La lógica nos dice que una vez que dejamos una huella, no puede ser borrada; pero la lógica no sabe cuánto poder nos asignó el Creador. Rosh Hashaná es un día en el que nuestras acciones del año anterior son observadas e incluso analizadas. Sin embargo, gracias al maravilloso amor del Creador, también recibimos una manera de evitar cualquier energía negativa que creamos y transformarla en positiva, no sólo para nosotros, sino también para nuestra familia. Cada una de las personas que nos acompañará no sólo se representa a sí misma, sino a su familia, amigos, comunidad, ciudad y país. Con la unión de todas nuestras fuerzas centradas en el amor que tenemos los unos por los otros y las conexiones que hacemos en este día, esta energía se extenderá a toda persona que esté en nuestro corazón.

Rosh Hashaná es un tiempo en el que somos obligados a enfrentar nuestro karma, pero cuando oramos aquí juntos, tomados de las manos, con el deseo de mejorar nuestra vida el próximo año, podemos cambiar ese karma. Tenemos el poder y el privilegio, durante estas 48 horas, de atraer bendiciones para el año entrante y anular todo decreto negativo. Con la ayuda del Rav, Rav Shimón, el Arí, la magnífica herramienta que es el Shofar y nuestro amor mutuo, tenemos en nuestras manos la oportunidad para crear un buen año para nosotros y las personas que amamos.

A lo largo del año, las consecuencias de nuestras acciones permanecen ocultas. Aunque fruncir el ceño o sonreír a un desconocido haya tenido pocas consecuencias en su momento, el efecto de nuestras acciones permanece oculto gracias a la misericordia del tiempo. En el día de Rosh Hashaná, que significa cabeza del año, nuestros libros de contabilidad son abiertos, sumados, verificados y calculados. Ya no podemos escapar a la verdad de nuestras acciones del año pasado ni de vidas pasadas. Pareciera ser un evento cósmico ineludible. No obstante, la Luz es más fuerte que la oscuridad. La positividad vence a la negatividad. El amor vence al odio. El Creador nos dio herramientas, como el Shofar y la oración, para combatir el péndulo oscilante del karma que se dirige hacia nosotros en estos dos días. Sin embargo, la Kabbalah nos enseña que sólo estas herramientas no son suficientes. Si deseamos tener un año lleno de tantas bendiciones como sea posible, debemos agregar una nueva conciencia a nuestras herramientas; la conciencia del amor simple y puro. El Shofar, las meditaciones del Arí y las conexiones pueden hacer la mitad del trabajo, pero la otra mitad está en nuestras manos. El Zóhar se refiere a esto como “jazek yadái” (refuerza mis manos). Para que nuestro próximo año irradie bendiciones y cosas buenas, debemos elegir amar a nuestro prójimo. Es así como podemos cambiar nuestro destino para el año entrante.

Como pueden ver, la respuesta es, y siempre ha sido, el amor. El amor es nuestra mejor herramienta y la solución más poderosa para fortalecer un año con semillas de sustento, salud, felicidad, amor y Luz del Creador. Esto es lo que deseo para todos ustedes.

Nos mantendremos firmes, tomados de la mano, y enfrentaremos juntos la verdad de quienes somos. Con el toque del Shofar, la sabiduría de nuestros maestros y, más importante aún, un compromiso de activar la chispa del Creador de nuestro interior, enviaremos amor a cada rincón del mundo. Ese es el momento en el que podremos enfrentar estos dos días con la certeza de que nosotros y nuestros seres amados estamos inscritos en el Libro de la Vida del próximo año.

Shaná Tová y todo mi amor para ustedes,

Karen

Mensaje de Michael Berg

Este Rosh Hashaná es el inicio del año 5779 תשע״ט, las últimas dos letras עט están conectadas con el segundo versículo de Salmos, capítulo 45. Todo el capítulo está lleno de grandes secretos, y Rav Áshlag, fundador del Centro, escribió su melodía más importante con las palabras de este capítulo de Salmos. El segundo versículo termina con la frase “mi lengua es una pluma (עט) de un escriba experto”. Esto nos revela dos secretos importantes sobre el año entrante.

En primer lugar, el Zóhar enseña que en Rosh Hashaná se abren los Libros de la Vida y de la Muerte, y a través de oraciones, meditaciones y conexiones, nos esforzamos por aparecer en el Libro de la Vida. Rav Áshlag enseñó que el Creador no es quien nos inscribe en el Libro de la Vida, sino nosotros, con nuestras conexiones en Rosh Hashaná, logramos “ser inscritos en el Libro de la Vida”; tal y como él enseñó: “debemos inscribirnos nosotros mismos en el Libro de la Vida”. Este será el año de la “pluma (עט) del escriba experto”, así que tenemos una capacidad mayor para asegurar con nuestras palabras y conexiones estar inscritos en el Libro de la Vida, la alegría y la plenitud.

La segunda revelación sobre este año se dirige a todo el potencial oculto que cada uno de nosotros posee. Los kabbalistas enseñan que uno de nuestros más grandes y constantes errores en la vida es que subestimamos nuestro propio potencial. Es por eso que después no manifestamos nuestro verdadero potencial de bondad innato en el mundo para nosotros y los demás. El segundo versículo comienza con las palabras “mi corazón despierta ante las cosas buenas”. Esto se refiere a todo el gran potencial en nuestro corazón y nuestra alma que desafortunadamente suele permanecer en estado potencial. Este año, más que en cualquier otro, tenemos la capacidad de traer ese potencial para que sea revelado y manifestado. Este es el secreto de las palabras: “mi lengua es una pluma (עט) de un escriba experto”. Eso significa que podemos recibir la capacidad para manifestar nuestra bondad y grandeza innatas. Este año en Rosh Hashaná tenemos la capacidad para conectarnos con nuestro mayor potencial y atraer la Luz y la fortaleza para revelarlo completamente más que nunca antes en nuestra vida. Podemos estar seguros de que este año mucha más de nuestra “bondad de corazón” sea revelada en nuestra vida y en nuestro mundo a medida que nos convertimos en “la pluma (עט) de un escriba experto” que puede revelar y manifestar nuestra Luz.

-Michael Berg