La Reencarnación | Kabbalah Centre España

La Reencarnación

Cuando venimos a este mundo, se nos entrega la cantidad exacta de tiempo necesaria para completar nuestro trabajo espiritual. Cada uno de nosotros tiene tareas específicas que realizar, y nuestras tareas pueden ser diferentes de las de los demás, pero la Kabbalah nos dice que nuestra transformación puede completarse en el transcurso de una vida. Tenemos suficiente tiempo, pero tampoco tenemos tiempo que perder.

Lamentablemente, la mayoría de nosotros no utilizamos nuestro tiempo muy bien. La vida cotidiana nos distrae de nuestro propósito más elevado. A medida que pasan los años, podemos alcanzar parte de nuestra transformación, o quizá ninguna en absoluto. Pero de hecho, la mayor parte de nosotros abandonamos este mundo sin completar la tarea que vinimos a hacer aquí. Puede que incluso hayamos avanzado en la dirección opuesta, lejos de nuestro propósito.

 

La Kabbalah nos enseña que volveremos a este mundo en muchas encarnaciones hasta que alcancemos la transformación completa.

 

El trabajo que dejemos incompleto en esta vida lo retomaremos en una vida futura hasta que la tarea de la transformación esté finalizada. La reencarnación es un principio fundamental de la Kabbalah. El mundo y nuestro lugar en él no pueden entenderse sin este principio clave.

 

Como siempre, lo que es cierto para un solo ser humano también es cierto para toda la humanidad. Mientras alguno de nosotros no logre transformarse, continuaremos participando en el ciclo del nacimiento, la muerte y el renacimiento, igual que lo hará la humanidad como un todo, hasta que aparezca una masa crítica de personas verdaderamente iluminadas que erradicará el dolor y la muerte para siempre.

 

La posibilidad de la reencarnación no es una licencia para ignorar nuestras responsabilidades espirituales en esta vida. Al contrario, la reencarnación debería ser un incentivo para completar nuestras tareas espirituales tan rápido como sea posible, para atender el trabajo de la transformación y para vivir vidas en la compasión y el deseo de compartir. Sólo de esta forma podremos librarnos de la rueda de llegada y partida de este mundo y deshacernos del dolor que inevitablemente la acompaña.

 

Para leer más sobre la reencarnación ir a: Las Ruedas del Alma

Para un curso completo en línea sobre la reencarnación inscríbete en, www.ukabbalah.com