El Secreto Revelado | Kabbalah Centre España

El Secreto Revelado

EL SECRETO REVELADO

Las enseñanzas en las que se basa la Kabbalah han existido desde el inicio de los tiempos, pero el primer registro escrito de ella se llama Libro de la formación. Este documento antiguo, escrito hace 4.000 años, intenta ayudarnos a entender los secretos de nuestro universo, pero si fuésemos a abrirlo para intentar entender nuestras vidas y por qué las cosas no suceden como deseamos, tendríamos grandes dificultades para descifrar su significado.

Sin embargo, hace dos mil años, la principal colección de enseñanzas de la Kabbalah, llamada Zóhar o Libro del esplendor, fue revelada y manifestada en Israel por el místico y kabbalista Rav Shimon Bar Yojai. La sabiduría de cómo funciona el universo está contenida en la Torá (conocida también como Los Cinco libros de Moisés o El Viejo testamento), pero Rav Shimon explica que todas esas historias no sólo se deben entender en su sentido literal.

 

Son también analogías o un código de cómo el universo funciona en un nivel espiritual. El hecho de estar codificadas tiene el fin de mostrarnos que alcanzar la plenitud conlleva profundizar. El Zóhar descifra las antiguas escrituras. De hecho, explica capítulo por capítulo el significado espiritual de lo que nos cuenta cada historia de la Biblia.

 

Durante siglos, el estudio de la Kabbalah le estaba permitido tan sólo a estudiosos judíos, varones y mayores de 40 años, y prohibido a todos los demás. Pero no era una situación fácil para ellos. Sufrieron el desprecio de las instituciones religiosas por esforzarse en que la Kabbalah y las enseñanzas del Zóhar fuesen accesibles a hombres de todos los ámbitos de la vida y muchos fueron torturados y sus vidas destrozadas.

Esta tradición de sabiduría oculta existió hasta 1968, cuando Rav Berg (Rav es simplemente otra forma de decir maestro) fue nombrado director del Centro de Kabbalah. En esa época, él y su esposa insistieron en hacer la sabiduría de la Kabbalah accesible a todo el mundo, sin importar su raza, género o creencia religiosa. Cuando estamos en un camino espiritual buscamos reconectar con el Alma . Esta Alma no tiene nombre: no es cristiana, ni judía, ni budista o cualquier otro adjetivo limitante. Es sólo Alma, más allá de los confines de cualquier fe en particular. Y no tiene género. Y cualquier persona debería poder conectar con su sabiduría.

 

No fue fácil abrir las enseñanzas de la Kabbalah al mundo entero. Históricamente, la Kabbalah le estaba reservada a estudiosos del más alto nivel. Al hacerla accesible a todo aquel que estuviese interesado, desafiaban una tradición de 4.000 años de antigüedad. Pero a pesar de las dificultadas, el estudio de la Kabbalah se ha hecho cada vez más popular y el Centro de Kabbalah ha pasado de ser una organización pequeña y exclusiva en Israel a convertirse en un organismo mundial con 25 sucursales que brindan instrucción a casi cuatro millones de estudiantes