Crear espacio para la Luz | Kabbalah Centre España

Crear espacio para la Luz

Karen Berg

Se puede decir que para muchos la fe es un misterio. Pero, ¿Qué es exactamente la fe? ¿Cuál es la fuente?

¿La fe es un tipo de esperanza? Al Rav Berg no le solía gustar la palabra esperanza. El Rav siempre nos animaba a tener certeza en la Luz del Creador. No se trataba solo de esperar o creer en el amor del Creador, y sin embargo, en nuestros corazones, deberíamos saber sin duda alguna la existencia del amor del Creador para todos y cada uno de nosotros. Es a esto a lo que se refería el Rav cuando hablaba de certeza.

Porque el interminable amor y la presencia del Creador es como el amanecer, sin ninguna duda sabemos que el sol saldrá todos los días. Sin importar cuan oscura sea la noche, recordamos que el sol volverá a salir para ayudarnos, brindándonos la luz y el calor que necesitamos. Esto es lo que poseen aquellos que mantienen certeza; no se trata de ceguera o ingenuidad, se trata de tener conocimiento acerca de la presencia del Creador en sus vidas y en el mundo.

 

El Creador no es simplemente un concepto, es una fuente de poder en la que confiar y recibir de la vida. Esta semana, el cosmos nos invita a conocer más de esta fuente, nos invita a aprovechar de la fuente inagotable de energía que nos proporciona verdadera felicidad, plenitud y auténticas bendiciones. El Creador nos está pidiendo que abramos nuestros corazones y lo dejemos entrar.

A menudo, nos esforzamos duramente en esta vida solo para ver como nuestros planes fracasan y nuestros sueños se nos escapan de entre los dedos. Cuando pensamos que solo nosotros podemos lograr nuestros objetivos, desafortunadamente podemos terminar frustrándonos. Este tipo de lucha en nuestras vidas no es necesaria; existe un Sistema que, si estamos abiertos a utilizar, puede ayudarnos y nutrirnos mucho.

El Creador solo nos pide que hagamos una pequeña abertura como la del ojo de una aguja; y a la vez, ir ampliando esta abertura a través de la cual puedan entrar grandes milagros.

El Creador es capaz de hacer cualquier cosa por nosotros, es una fuente infinita de positividad, él está ahí para nosotros y quiere compartir con nosotros, pero solo si se lo permitimos. Esto ocurre cuando nos conectamos con esta energía en la cual experimentamos milagros, maravillas y mente sobre materia. A pesar de que con nuestros ojos podamos ver la oscuridad de la noche, con los ojos de nuestra mente podemos ver que el sol está a punto de salir. Si estamos abiertos a soltarnos un poco podemos recibir más de lo que creíamos posible.



Recordemos estas grandes palabras de los sabios: el mundo entero es un puente estrecho y el secreto de la vida es no tener miedo a cruzarlo. Permite que este mensaje penetre tu mente. Y permite así que esta sabiduría entre en tu corazón, deja que se convierta no solo en una creencia en tu mente sino en un conocimiento para tu corazón. Deja que la mano del Creador entre en tu vida y tome las riendas. Crea espacio, permitiendo que la Luz entre, dándote todo lo que necesitas, así como los milagros y el amor que mereces. Permítete ser pequeño como el Monte Sinaí, para que sucedan grandes cosas.

Como cuando ves al sol saliendo lentamente en el horizonte, deja que su poder y grandeza te admire ante la belleza y la perfección de la Creación. Da la bienvenida a tu vida a la gran ayuda de la Luz, el Creador te ama y solo quiere lo mejor para ti.